Diferencias entre suelo urbano, urbanizable y rústico.

  • Suelo urbano es el que se incluye en el plan urbanístico de una ciudad o municipio y que cuenta con los permisos y características para edificar en él. Se trata de terrenos que disponen de todos los servicios urbanos necesarios,  deben contar con red de abastecimiento y evacuación de agua, suministro eléctrico y acceso rodado.

  • Suelo urbanizable es el que está destinado a un posible crecimiento urbano del lugar y que en un momento determinado puede pasar a ser urbano, tras las actuaciones de transformación urbanística pertinentes.

  • Suelo rústico, o rural, es aquel que aparece en el Plan General de Ordenación Urbana como no urbanizable por estar destinado a usos agropecuarios o contar con algún tipo de protección en concreto. Normalmente, no cuentan con los servicios urbanos y de abastecimiento que los terrenos anteriormente descritos.

Dentro de los suelos rústicos hay que diferenciar dos tipos:

  • Suelo no urbanizable normal: como regla general, no se permite la construcción, aunque en determinados casos, y en base a la legislación concreta del lugar, sí se contempla construir edificaciones, siempre que estén relacionadas con la explotación del terreno, ejemplo un almacén o un establo.

  • Suelo no urbanizable protegido: se trata de suelo rústico con algún tipo de protección específica y está prohibido cualquier tipo de construcción,  ejemplo parajes naturales.

El suelo rústico está destinado al uso agropecuario, dedicado a la agricultura, la ganadería o la explotación forestal, por lo que, no se contempla su uso residencial.

Las restricciones urbanísticas impuestas a estos terrenos son respecto al uso de la vivienda que se pretende construir, tanto si es prefabricada o no.

¿Se puede o no se puede construir ?

La respuesta es depende.

Lo primero que debes hacer si estás barajando la posibilidad de construir una casa prefabricada en suelo rústico es recomendable que consultes a un arquitecto de la zona, ya que estará al tanto de la legislación y es posible que conozca situaciones similares.

Algunas comunidades autónomas contemplan la construcción de viviendas en suelo rústico si es imprescindible para mantener la actividad que allí se desempeña. En este caso, sí que se podría construir una casa, ya sea prefabricada o tradicional.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar